Dueño de Zede Morazán y Farmacias del Ahorro amenaza con irse a invertir a otro país

El empresario italiano Massimo Mazzone, propietario de fuertes inversiones en Honduras, se unió a las protestas de varios inversionistas y dirigentes empresariales ante una inminente reforma laboral en el país que eliminaría el empleo por hora.

Mazzone es fundador de Zede Morazán y presidente de 3C Group, un conglomerado de empresas dedicadas a diversos sectores, entre ellos la distribución de bienes de consumo, agricultura, bienes raíces, educación privada, pero cuyos activos más importantes se encuentran en la venta al por mayor y al por menor de productos farmacéuticos (Farmacias del Ahorro, Farma Value, Regis, Apomedix).

Recientemente el presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, nombró una comisión para dictaminar una iniciativa presentada por el diputado del Partido Libre, Juan Barahona, para derogar la ley de empleo por hora.

El inversionista italiano Massimo Mazzone se pronunció por medio de su cuenta de Twitter, expresando su rechazo a las nuevas disposiciones que serían impuestas al sector privado.

Mazzone sostuvo un intercambio de tuits con José Carlos Cardona, nuevo ministro de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) y uno de los promotores más beligerantes de la derogación de la ley de empleo por hora.

«El ‘derecho al trabajo’ es un derecho positivo: implica que otros tienen una obligación a darlo. Como emprendedor, lo rechazo, yo no soy esclavo de nadie» , manifestó Mazzone.

«Si a un trabajador no le gusta mi propuesta, que busque otro empleador. Si el Estado me obliga, invierto en otro país» , amenazó el empresario.

«En 25 años he creado 2000 puestos de trabajo en Honduras, pagando tal vez 50 millones de dólares de impuestos y he construido la más grande multinacional hondureña. Lo he hecho para mí , pero todos se han beneficiado. Es la esencia del capitalismo» , expresó el multimillonario en otro tuit.

En respuesta a Mazzone, el ministro Cardona escribió lo siguiente: «Esta es la soberbia que se busca combatir en el país. Empresarios que se creían dueños del Estado y que dieron órdenes para hacer leyes que les beneficiaran sólo a ellos. Por eso para ellos era prioritario cooptar al Congreso Nacional y ahora que es del pueblo, están ardidos».

Cabe recordar que en octubre del 2021 Massimo Mazzone, manifestó durante una entrevista a un medio capitalino que si la oposición ganaba las elecciones generales y «cambian la ley», él y sus socios intentarían recuperar algo de su inversión y «se irían».

«Si cambian le ley nosotros ya no insistiremos con las ZEDE. En este caso la parte industrial se podría convertir en una ZOLI y la parte residencial volvería a tener una jurisdicción igual a la del resto de Honduras», barajó el empresario.

«En ese caso venderemos las casas, recuperaremos una parte de nuestra inversión y nos vamos. Tenemos que ser respetuosos de la ley», aseguró.

No obstante, Mazzone dijo tener esperanzas de que las nuevas autoridades entablaran una negociación con los inversionistas de las ZEDE para cambiar algunas cosas y que puedan continuar en el país.

«Discutimos y talvez cambiamos algunas características y otras no. Hemos invertido alrededor de 7 millones de dólares, hay casas y personas viviendo en ellas. No es que pueden tirar las casas, tendrán que cambiar la situación jurídica en la cual nosotros nos encontramos», señaló Mazzone.