EEUU tiene evidencias de dos visitas de conocido capo a Casa Presidencial para reunirse con JOH

El gobierno de los Estados Unidos tiene evidencias de dos visitas que un conocido capo de la droga, actualmente preso en ese país del norte, realizó a Casa Presidencial para reunirse con el entonces presidente y actual extraditable Juan Orlando Hernández.

Se trata del narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez, quien viajó a la residencia presidencial mientras se desarrollaba el caso contra Juan Antonio «Tony» Hernández, hermano del exgobernante Hernández.

Las visitas se produjeron en mayo y junio de 2019, según un archivo de la aplicación de tráfico y navegación Waze presentado durante el testimonio del agente que entrevistó a Fuentes Ramírez tras su arresto.

«La corrupción del acusado (Fuentes Ramírez) alcanzó el nivel más alto del Gobierno de Honduras. Entró en una sociedad de tráfico de drogas con el presidente Juan Orlando Hernández Alvarado para inundar los Estados Unidos con cocaína; para, como dijo el presidente Hernández, “[meter] las drogas en las narices de los gringos”, dice un fragmento de un documento presentado ante la Corte.

Según la Fiscalía, este trato hizo intocable a Fuentes Ramírez y sus drogas recibieron un paso seguro, cortesía del ejército hondureño. Además fue protegido de la investigación en Honduras, y, quizás lo más importante para el narcotraficante, de la extradición a los Estados Unidos.

El documento señala que, tan recientemente como en 2019, mientras el caso contra el hermano del presidente Hernández se desarrollaba públicamente ante la Corte de Nueva York, Fuentes Ramírez viajó a la Casa Presidencial hondureña «para pagar más sobornos a Hernández provenientes de la cocaína».

«La asociación del acusado con el presidente Hernández es emblema de la corrosiva corrupción que ha sido una viruela en Honduras», manifestó la Fiscalía.

Con información de Pro-Honduras Network