«Entre veneno y veneno que me han echado, con una sonrisa les extiendo la mano y los perdono» , manifiesta David Chávez

«Entre veneno y veneno que me han echado, con una sonrisa les extiendo la mano y los perdono» , manifiesta David Chávez

El presidente del Partido Nacional y excandidato a la alcaldía de Tegucigalpa, David Chávez Madison, ha vuelto a escribir en su perfil de Facebook luego de reconocer su derrota ante el actual alcalde electo Jorge Aldana.

El polémico político reconoció el esfuerzo de los líderes y lideresas de su partido en la pasada contienda electoral, pero además envió un reclamo a quienes han vertido «ataques feroces, insultos, mentiras y tretas» en su contra.

«Entre veneno y veneno que me han echado, con una sonrisa les extiendo la mano y los perdono» , escribió Chávez Madison.

A continuación su mensaje íntegro:

Queridos compañeros,

Mi agradecimiento primero a Dios, a mi familia y a todos los líderes y lideresas, hombres y mujeres valientes, tienen mi admiración, hemos luchado juntos con perseverancia y entrega.

Conozco de ese gran esfuerzo realizado, conozco de sus noches enteras trabajando, de las madrugadas, de las reuniones, de las llamadas, de dejar a los niños con familiares y tantos otros sacrificios que con alma, vida y corazón se hizo.

No hemos perdido absolutamente nada, hemos servido, demostrado nuestra entrega y cariño por este pueblo; nos quedan amigos, sonrisas, experiencias, la satisfacción del deber cumplido y el gran sabor de haber dejado todo en la cancha. Tranquilos, hay Partido Nacional y DC para rato.

Les reitero, estoy sumamente agradecido con todos y cada uno de ustedes. Más temprano que tarde, habrá momento de visitarlos, de conversar y compartir experiencias.

Y a mis detractores que sepan: he recibido ataques feroces, insultos, mentiras, tretas, unas de frente y otras por la espalda. Entre veneno y veneno que me han echado con una sonrisa les extiendo la mano y los perdono.

Amigas, es en los momentos más oscuros que se sabe quién es quién, es donde la talla y el temple se prueban. A nunca desfallecer, es ahora donde nuestra institución, nuestras familias y este país que tanto queremos requiere de nuestro compromiso.

Los abrazo, con el corazón en la mano, inmensamente agradecido, con la confianza de contar con todos y cada uno para los tiempos venideros. Escribiremos sendas páginas en la historia de nuestra patria por el bien del presente y el futuro que vivirán nuestros hijos.

Dios nos bendiga a todos,

David Chávez Madison