Envían demoledora carta a Ana García: «Magdaleno perdió 28 libras en 30 días…y así anda quejándose por su esposo»

Carlos Chajtur, quien fue abogado defensor de Nery Orlando López Sanabria, mas conocido como Magdaleno Meza Fúnez, escribió una demoledora carta pública dirigida a Ana García Carías, esposa del extraditable Juan Orlando Hernández.

En la carta, el profesional del derecho le recordó a la exprimera dama el trato inhumano que recibió su cliente antes de ser asesinado, bajo supervisión del gobierno de Hernández, lo que lo llevó a perder 28 libras en 30 días según el abogado.

Asimismo Chajtur mencionó que Meza Fúnez murió sin haber podido ver a sus hijos o familiares desde su captura, es decir durante 2 años y 4 meses.

También recordó que Magdaleno no tuvo oportunidad de enfrentar un juicio. «Derecho de todo acusado, como el que con toda seguridad enfrentará su esposo» , señaló el abogado.

A continuación la carta completa de Carlos Chajtur para Ana García Carías

Señora
Ana García de Hernández:

Estas son 2 fotos de Magdaleno Meza Fúnez, la primera, días antes de ser capturado, la segunda, cuando fue capturado y recluido en la «suite» de Ilama Santa Bárbara, conocido como El Pozo. Foto tomada en la inspección realizada a raíz de la denuncia, que por torturas y malos tratos, presentamos sus abogados.

A Magdaleno no le permitían dormir, constantemente iba un guardia a golpear la puerta de su celda para que no durmiera, lo tenían a pan y agua y cuando le daban comida se la daban cruda, perdió 28 libras en 30 días.

Magdaleno fue asesinado bajo la responsabilidad del gobierno que su esposo encabezaba, sin haber podido ver a sus hijos o familiares desde su captura, es decir 2 años y 4 meses. El era visitado por cercanos a JOH para amenazarlo.

Por eso denuncié que había un plan y que lo iban a asesinar en la cárcel y pedí su traslado a un batallón. Nunca oyeron mis solicitudes.

Él no era un santo, pero tenia derecho a enfrentar un juicio al que no le permitieron llegar. Derecho de todo acusado, como el que con toda seguridad enfrentará su esposo.

Y así anda usted, quejándose del trato inhumano que le dan a su marido.