«Están haciendo lo que tienen que hacer»: Así felicitó JOH a la Corte Suprema al extraditar al primer hondureño hacia EEUU

Como una extraña jugada del destino, este lunes el pleno de la Corte Suprema de Justicia estaría dejando en firme la resolución adoptada por un juez natural de extraditar al exmandatario Juan Orlando Hernández, gracias a un convenio con EEUU que él mismo aprobó cuando fue presidente del Congreso Nacional.

En mayo del 2014 se hizo efectiva la extradición del primer hondureño hacia los Estados Unidos. Carlos Arnoldo Lobo, conocido como “El Negro” Lobo, fue enviado al país del norte para ser juzgado por delitos de narcotráfico.

En ese entonces, durante una ceremonia de la Policía Militar, el presidente Juan Orlando Hernández pidió un aplauso para la Corte Suprema de Justicia por estar haciendo “lo que tienen que hacer” en relación al manejo de casos de extradición.

Hernández hizo alusión a la inminente extradición del ciudadano Carlos Arnoldo “Negro” Lobo, narcotraficante que había sido capturado por las autoridades.

“Estamos capturando a extorsionadores, a jefes de bandas, a capos del narcotráfico y, porque se están extraditando, el primero de mayo hubo protestas en contra de la extradición y hoy Honduras está mandando un mensaje muy fuerte a lo interno y afuera”, dijo.

“Yo quiero, honorable magistrado abogado (Tomás) Arita (mandar) un mensaje muy sentido de mi parte, de mucho compromiso, de mucho respeto, de mucho agradecimiento en nombre del pueblo hondureño, a toda la Corte Suprema de Justicia porque están haciendo lo que tienen que hacer”, añadió.

Hoy que Juan Orlando Hernández es quien está a punto de ser extraditado, sus abogados alegan que el Nuevo Código Penal ampara el principio de justicia universal que permite que sea juzgado en Honduras y no en el extranjero.

“Hacer la extradición bajo las condiciones que lo quiere hacer Estados Unidos sería un atropello a los derechos de mi esposo”, dijo Ana García.

La exprimera dama además asegura que «el Tratado de 1909 entre Honduras y Estados Unidos no permite la extradición de nacionales. Por lo tanto, no se cumple el requisito del Artículo 102 de la Constitución de la República que exige haya un tratado entre los países» .