Papa Francisco ordenó investigación contra cardenal Rodríguez, informó Univisión

El cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, quien el pasado 14 de abril anunció su jubilación y pidió perdón «por sus limitaciones» , ha estado bajo la lupa del Vaticano los últimos años por presunta corrupción al interior de la Iglesia Católica.

Fue el propio Papa Francisco quien ordenó una investigación contra el cardenal hondureño, según informó la cadena hispana en los Estados Unidos Univisión.

Las alarmas se encendieron en la santa sede luego que una revista italiana acusó a Rodríguez Maradiaga de haber cobrado durante años grandes sumas de dinero de la Universidad Católica de Honduras.

«En mayo del 2017 el Papa Francisco envió un inspector apostólico a Honduras, quien realizó una investigación sobre una serie de escándalos financieros y económicos. Tras escuchar a varios testigos reunió pruebas de algunos pagos realizados por la Universidad Católica de Tegucigalpa» , dijo a Univisión Emiliano Fittipaldi, reportero de investigación de L’Espresso.

De acuerdo a la investigación, el cardenal Rodríguez recibió pagos de unos 35 mil euros al mes, es decir, casi un millón de lempiras mensuales.

Cabe señalar que Rodríguez Maradiaga aceptó que sí recibe ese dinero, pero aseguró que lo utiliza en pago de cuotas a seminaristas y en la construcción y reparación de templos.

El investigador del Vaticano obtuvo testimonio de más de 50 testigos, incluyendo personal diocesano y sacerdotes y constató una vida de lujos, coches caros y viajes en primera clase.

Además descubrió que Rodríguez Maradiaga recibió fondos millonarios del gobierno (1.3 millones de dólares) durante la administración de Pepe Lobo (2010-2014) para proyectos de la iglesia como ‘Fundación para la Educación y la Comunicación Social’ y la ‘Fundación Suyapa’ .

Asimismo, el obispo auxiliar de Tegucigalpa Juan José Pineda Fasquelle, quien era el principal auxiliar del cardenal Rodríguez Maradiaga, fue denunciado por abuso sexual y mal manejo de las finanzas de la iglesia, por lo que tuvo que renunciar en el 2018.