Periodistas de Univisión fueron perseguidos por tomar fotos afuera de mansión de JOH en Gracias, Lempira

Periodistas de Univisión fueron perseguidos por tomar fotos afuera de mansión de JOH en Gracias, Lempira

Periodistas de la reconocida cadena internacional Univisión fueron perseguidos por más de 48 kilómetros luego de haber tomado fotografías a las afueras de la mansión personal del mandatario Juan Orlando Hernández en Gracias, Lempira.

Los periodistas, entre ellos la corresponsal Claudia Mendoza, se encontraban realizando un reportaje en el municipio natal del gobernante para verificar cómo el narcotráfico se incrustó en esa zona del país.

Durante su recorrido ellos entrevistaron, entre otros, al actual alcalde de Gracias, Javier Enamorado y a Iris Hernández de Cálix, madre del ex vicealcalde solicitado en extradición y prófugo de la justicia, Mario José Cálix, alias Cubeta.

Antes de retirarse de la zona, los periodistas bajaron por un camino de tierra en las afueras de Gracias, donde está la mansión personal de Juan Orlando Hernández.

La residencia de Hernández se trata de un gran complejo que ocupa varios acres y se esconde detrás de los árboles y una cerca verde de metal de 10 pies (3 metros) de altura.

Según el relato de los periodistas David C. Adams y Jeff Ernst , después de pasar por la casa y tomar fotos y videos, el equipo de Univisión Noticias fue seguido por 30 millas (más de 48 kilómetros) en el transcurso de varias horas.

La mansión de Hernández ocupa una gran parcela en las afueras de Gracias, Lempira. La casa está escondida detrás de una valla alta y un conjunto de árboles.
Foto: Claudia Mendoza/Univisión Noticias

La persecución fue realizada por una camioneta con vidrios polarizados perteneciente a una empresa de seguridad privada, llamada Blindados y Mas.

Posteriormente Univisión Noticias trató de comunicarse con la oficina del presidente, para preguntar si el auto fue alquilado por su equipo de seguridad, pero no recibió respuesta.

Cabe señalar que este hecho ocurrió en septiembre del 2019. Sin embargo los medios hondureños le dieron poca o ninguna relevancia a esta noticia.