«Si me siguen insultando y amenazando, no invertiré más en Honduras», advierte propietario de Zede Morazán y Farmacias del Ahorro tras discusión con ministro de Sedis

El empresario italiano Massimo Mazzone, fundador de Zede Morazán y propietario de Farmacias del Ahorro, advirtió este jueves que podría dejar de invertir en Honduras debido a la mala relación con los funcionarios del nuevo gobierno.

Mazzone hizo el aviso luego de sostener una fuerte discusión vía Twitter con José Carlos Cardona Erazo, ministro de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión social (Sedis).

El intercambio de tuits entre Cardona y Mazzone comenzó luego que el ministro de Sedis criticara las malas condiciones salariales que el sector privado está dando a los trabajadores del país, mientras «los empleadores tienen millones en paraísos fiscales y dicen que dan trabajo y sacan al país adelante» .

Mazzone respondió al tuit de Cardona de la siguiente manera: «El ‘derecho al trabajo’ es un derecho positivo: implica que otros tienen una obligación de darlo. Como emprendedor, lo rechazo, yo no soy esclavo de nadie. Si a un trabajador no le gusta mi propuesta, que busque otro empleador. Si el Estado me obliga, invierto en otro país» .

El ministro Cardona no tardó en contestar con un fuerte mensaje en el que tildó de «soberbio» a Massimo Mazzone. «Esto es lo que se busca combatir en el país, empresarios que se creían dueños del Estado y que dieron órdenes para hacer leyes que les beneficiaran sólo a ellos. Por eso para ellos era prioritario cooptar el Congreso Nacional y ahora que es del pueblo, están ardidos» , escribió el funcionario.

Minutos más tarde rebatió el empresario italiano: «Usted me está confundiendo con alguien de sus amiguitos que como usted viven del Estado, vendiéndole y corrompiéndolo.Yo solo actúo en el libre mercado, vendiendo y comprando bienes y servicios en intercambios voluntarios entre individuos libres y responsables» señaló.

En otro tuit, Massimo Mazzone advirtió que «si los políticos como José Cardona Erazo siguen insultando y amenazando, claramente no invertiré más. Todos somos libres, no hay coerción en capitalismo» .

No obstante el empresario aclaró que no tiene planeado abandonar el país . «Vivo aquí desde hace 25 años, mi esposa y mis hijos son de aquí, así como el 30% de mi negocio» .

«Hay 2000 personas en Honduras y otras 3000 afuera, que han decidido libremente trabajar en mi grupo, y yo estoy honrado que ellos así lo decidieron. Lo que cuentan son las decisiones de ellos y mía. Las opiniones de un político demagogo y arrogante son irrelevantes» , manifestó Mazzone.